Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

miércoles, 24 de noviembre de 2010

¿QUÉ FUE DE RICARD FERNÀNDEZ?

 

¿QUÉ FUE DE RICARD FERNÀNDEZ?
Los primeros años en el atletismo para mí fueron maravillosos, recuerdo como disfrutaba en las carreras, como iba mejorando poco a poco por el mero hecho de ir compitiendo cada fin de semana, sin presión, despreocupado... sin obligaciones. Ir a un campeonato era ir a divertirse a pasarlo bien y a correr y, obviamente, si podía, a ganar. No había nadie detrás exigiéndote ni exprimiéndote. Corría para mí mismo, mis propios objetivos, mis propios retos, mis propias recompensas. Todo esto duró mientras era Cadete, Júnior, incluso Sub-23, porque por aquel entonces el atletismo para mí era un placer, un hobby, una liberación del resto del día. Mientras estuve estudiando, en mi época de universitario, estaba deseando que llegaran las 7 de la tarde para subir a las pistas a entrenar y que llegara el fin de semana para competir y olvidarme de los libros, de las clases, de las verdaderas obligaciones.

Militaba en la categoría Júnior y estudiaba por aquel entonces Administración y Dirección de Empresas en la U.B, cada día me levantaba a las 5.30 de la mañana para coger un tren que me llevara a Barcelona, recuerdo que entre mi casa y la estación de tren había más o menos un kilómetro, así que era habitual verme, cuando aún no había ni amanecido, bajando de tres minutos en ese trayecto para no perder el tren y evitar llegar tarde a clase. Luego volvía a casa al atardecer, reventado, agobiado y me iba a entrenar, porque eso le daba sentido al día, lo necesitaba. Fue así como conseguí proclamarme campeón de Europa Júnior de 10.000 metros. Pero mi vida no cambió, recuerdo que el seleccionador nacional, Luis Miguel Landa, me instó a que dejara de estudiar y me dedicara profesionalmente al atletismo, como él decía “es hora de subirse al carro, si no perderás tu oportunidad”. Yo evidentemente, a una persona así, no le hice ni caso, el atletismo era sólo una diversión para mí. Yo quería seguir estudiando, labrarme un futuro, porque ¿quién me aseguraba a mí que yo no iba a sufrir alguna lesión o cualquier otra cosa que me dejara completamente tirado? el atletismo profesional puede ser muy cruel. Así pues, seguí disfrutando del correr como una liberación de mi vida cotidiana, mi vía de escape, hasta acabada mi formación, casi a los 25 años. Aún así fui cosechando títulos de Campeón de España y buenas marcas personales, porque era feliz corriendo.

 Al acabar mis estudios fue cuando decidí dedicarme profesionalmente al atletismo. Todo cambió, ya no era mi liberación, era mi opresión, mi obligación. Ahora ya sí dependía de mis resultados para seguir viviendo de aquello. Me exigían, me juzgaban. Eras más o menos persona en función de los resultados, hipocresía pura, palmaditas en la espalda si ganas, no te conozco si pierdes. No me gustó, el ambiente era distinto, la gente era distinta. El sistema provoca que muchos atletas profesionales vivan en una burbuja, se crean el centro del universo y piensen que lo único que hay en el mundo es el atletismo y ellos. Viven por y para ello. Hay gente que pierde la verdadera esencia de lo que es el deporte y convierte su día a día en una lucha contra los demás. Envidias, mentiras y egoísmo en general... evidentemente que hay de todo, como en todas partes, también hay muy buenas personas, muchas, pero yo tuve una mala experiencia en Madrid y eso me hizo reflexionar y ver la parte negativa de este mundillo. Lo cierto es que la Federación quizá esperaba más de mí, pero nunca me adapté a esa forma de vida, a esa forma de ver el deporte, quizá deberían aprender a gestionar mejor lo que tienen, a tratarnos con más cariño; hay mucha gente que está sacrificando su vida, su futuro, por complacer a unos cuantos que luego se cuelgan las medallas como propias. En cierta manera, generan este ambiente tan duro y desagradecido. No critico a los atletas sino a la gestión de los máximos responsables actuales, y sino que me expliquen por qué cada vez hay menos niños y menos élite y por el contrario cada vez hay más atletismo popular, lejos de ellos y de su ámbito de actuación.

Es evidente que hace falta un cambio, savia nueva, otra forma de ver este deporte. El caso es que yo nunca terminé de adaptarme a ese ambiente y acabé saliendo por la puerta de atrás, después de una rocambolesca historia que muchos conocen y que algún día explicaré con todo detalle... casi puedo decir que me echaron... deprimido, desanimado, desilusionado... abandoné el atletismo. Al cabo de un tiempo desconectado de ese mundo, me di cuenta que no tiene nada que ver el atletismo profesional actual en España con el atletismo popular. Conservaba la libertad de poder salir a correr cuando quisiera, ciertamente recuperé el gusanillo, pero por la salud, por la competitividad con uno mismo, por el compañerismo, por el ayudar a los demás... como cuando estaba empezando, como en mis primeros años, aquellos que tanto me dieron y tan poco me pidieron. Me di cuenta que a mí lo que me gustaba era el deporte puro, es decir correr para disfrutar. Y me gustaría ayudar a fomentarlo en todo lo posible y colaborar también para que en un futuro, todos, absolutamente todos, niños, profesionales y populares, podamos gozar de un atletismo mejor.


7 comentarios:

  1. Estoy seguro que ahora eres más feliz con el deporte. De todas formas eres un privilegiado al haber podido disfrutar del deporte de élite y ahora del deporte más de base. El caso es ser feliz con lo que uno hace, es lo más importante. El vídeo alucinante...bufff....vaya última vuelta.... se quedaron todos mudos....

    ResponderEliminar
  2. Como me alegra que tomaras la decisión de volver a ser un atleta, entrenar, correr, y sobre todo divertirte haciendo lo que te gusta.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho ver este video, pensé que nunca llegaría a verlo, ni tan solo sabía si existía. Yo en esa época recuerdo que siempre que podía me compraba la revista "atletismo español" y todavía conservo la edición donde te hicieron una entrevista. La leí muchas veces y recuerdo como explicaban en la entrevista esa última vuelta donde hiciste el tremendo cambio de ritmo. Decias en tu entrevista que hacias unos 80km a la semana, y también muchas series cortas, por eso tenias tanta velocidad. Poco después te vi correr en Lloret de Mar un 1500m y pude ver ese último cambio en vivo y en directo :-)

    Lamento mucho tu mala experiencia en Madrid y celebro que ahora disfrutes tanto como al principio. Recuerdo que yo era de los que había llegado a pensar que como un corredor que llegó a la elite ahora tenía la moral de continuar corriendo como atleta popular. Ahora después de lo que has explicado lo entiendo muy bien, te felicito.

    Te mando un saludo y espero que se alcances tus objetivos!

    ResponderEliminar
  4. QUE ES DE TU ANTIGUO ENTRENADOR EL SR.LUNA

    ResponderEliminar
  5. El señor Antonio hernández Luna, sigue, como siempre, entregándose al atletismo, ahora trabajando en la promoción del atletismo de base y ayudándome a mi y a mis compañeros en los entrenos. Tiene a unos cuantos cadetes y Júniors que prometen, además de ser el entrenador de Marc Roig.

    ResponderEliminar
  6. Un gran saludo desde Sevilla. Me alegra mucho haberme topado con tu escrito Ricky, creo que muchos otros como tú pensamos igual y nunca hemos hablado, tal vez porque pensamos en olvidar. Me siento muy identificado contigo, la RFEA está podrida desde hace muchos años, empezando por Odriozola, siguiendo por Landa y por toda la panda de "pelotas" que se arriman a su esfera. Como bien dices, no cuidan al atleta, solo piensan en ganar dinero, posiciones y asistir a todos los campeonatos de gorra por cuenta del contribuyente, y al atleta que le "den". En mi caso llegó un momento en que fui consciente de que lo que hacía ya no me gustaba, que aquello que empecé con 9 años ya no me hacía disfrutar por toda la "mierda" que te encuentras dentro, así que lo dejé y sinceramente, me siento muy feliz con mi vida. Pero si algo he tenido siempre claro, es que la vida al final pone a cada uno en su sitio, y algunos de los que intuyo hablas, ya están teniendo su merecido por la poca humanidad que siempre demostraron.
    Me despido de tí no sin antes mandarte un gran saludo y que tengas mucha suerte en todo, un abrazo. EDUARDO VARGAS.

    ResponderEliminar
  7. Edu Vargas!! qué alegría saber de tí... gran rival y mejor persona. Desgraciadamente hemos sido muchos las víctimas de este sistema y de estos sujetos que gobiernan actualmente el atletismo. Espero que esto cambie porque se han perdido muchos, muchos talentos como el tuyo...

    Un abrazo, compañero!!!

    ResponderEliminar