Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

domingo, 12 de febrero de 2012

MEDICION OFICIAL Y HOMOLOGACIÓN DE UN CIRCUITO.



MEDICION OFICIAL Y HOMOLOGACIÓN DE UN CIRCUITO.

Cuando uno va a competir y le indican que un circuito está homologado y certificado, puede que no sepa exactamente qué implica eso, puede que ni se haya planteado como se hace esa medición "oficial" . Hoy , debido a mi trabajo, he podido comprobar en primera persona cómo se lleva a cabo esta tarea, en concreto en el circuito de la Mitja Marató de Barcelona, en el que en RPM Racing hemos estado trabajando últimamente. En primer lugar, obviamente, hay que diseñar el circuito, consensuarlo con el Ayuntamiento, el cuál siempre impone algunos cambios con tal de no perjudicar en exceso a los ciudadanos, hacer una medición aproximada, en este caso con el Google Earth, y por último hacer un reconocimiento in situ del recorrido. Se prepara un plano detallado, con todas las indicaciones precisas, rutómetro y puntos kilométricos y se les pasa a los jueces asignados para su posterior homologación.

Esta tarea se lleva a cabo normalmente un domingo por la mañana, bien temprano para no encontrar demasiado tráfico. La medición la realizan los jueces especializados de la federación en una bicicleta calibrada al milímetro. Debido a que se recorren calles en dirección contraria y nos vamos saltando los semáforos el Ayuntamiento nos asigna una escolta policial. Antes de iniciar la ruta, los jueces se dirigen a una base de calibración. Esto es una calle en la que tienen medidos 500 metros exactos con cinta métrica, aplicando incluso un protocolo donde se tiene en cuenta la temperatura ambiente para evitar la dilatación de la cinta y que se pueda llegar a perder algún centímetro. Esta base la tienen medida y marcada con un clavo en cada punta de la calle. Hacen el recorrido 4 veces con dos bicicletas y las calibran ambas exactamente a la distancia recorrida. Más precisión imposible.

Una vez se repasa el itinerario y se comenta con la policía, que debe velar por la seguridad de los jueces y de, nosotros, los técnicos, se inicia la marcha. Las bicis de los jueces van apurando al máximo la trazada, pegados a los bordillos, casi diría que imposible de seguir para un corredor. Puedo garantizar, por lo que he visto hoy, que el circuito de la Mitja Marató de Barcelona no mide ni un centímetro menos de la distancia oficial. Una vez acabada la medición se hacen los ajustes pertinentes para cuadrar la distancia al 100%, incluso se aplica una norma en el que a cada kilómetro se le suma un metro de más para corregir el margen de error. Se marca entonces el punto exacto de la salida y llegada con un clavo y se documenta mediante fotos y referencias del entorno. Una vez finalizado este proceso y reajustada la medición, se marcan con spray los puntos kilométricos exactos y también se documentan debidamente con fotografías, para que el día de la carrera los carteles estén colocados correctamente. Cuando en breve tengamos que repetir esta operación para la Zurich Marató de Barcelona, además de que son el doble de kilómetros, también marcamos una línea azul con una máquina habilitada para tal efecto para indicar todo el recorrido. ¡Una auténtica currada!

En fin, esto es sólo un pequeño aspecto de lo que implica la organización de un evento deportivo, que aunque quizá no lo parezca, tiene mucho, mucho trabajo.

Momentos antes de iniciar la medición con los 2 Policías que nos iban a acompañar
Comitiva por las calles de Barcelona: Policía, jueces y técnicos
Medición del Kilómetro 10
Haciendo cálculos de reajuste.

Xavi, el Operation Mánager y Fernando el reponsable de señalizar los puntos kilométricos.

1 comentario:

  1. Pues sí, ¡¡qué currada!! Y pensar que luego siempre decimos "pues a mí me sale más en el GPS" o "ese circuito era corto", jajajaja. Buen trabajo, ¡gracias!

    ResponderEliminar