Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

sábado, 26 de julio de 2014

DE NUEVO CON UN DORSAL. LA NOCTURNA DE CANET.



Si me dicen hace un par de semanas que tenía que correr una carrera hubiera dicho que no, que no estaba aún preparado. Pero parece que el experimento de contar calorías ciertamente ha dado sus frutos, en un mes he perdido 3 kilos y además he ganado fuerza. En estas dos últimas semanas he notado una clara progresión. Y no por entrenar mucho, he seguido una rutina de 5 días semanales con algunas series de subidas, algún rodaje, un par de tiradas largas y algo de kilómetros a ritmo. 


El caso es que me surgió la oportunidad de correr la Nocturna de Canet, una carrera de 13km de trail, con mucha subida, a plena noche por las trialeras que bordean la Cruz. La carrera debió disputarse hará un mes, pero se suspendió por una tormenta eléctrica. Por aquel entonces ni me planteaba correrla. Pero, ahora, en su nueva fecha, Juan Ramón Soto me cedió su dorsal y como me encontraba bien, pues me lancé a por ella.

Cabe decir que a mi lo de correr con frontal por trialeras en plena noche no me va mucho. A pesar de que el circuito era muy chulo y estaba muy bien señalizado. Pero si ya de por sí tengo una técnica de bajada un poco justa, no te digo nada si encima no veo ni por donde piso. Y en fin, a pesar de que me encontré muy bien y fui todo el rato controlando en las subidas y en lo plano, la carrera a falta de 2 km se decidió en un corriol de bajada de alto riesgo para los tobillos y la integridad física en general. Llegué a ese punto junto con Dani y un chico jóven de muy buena técnica, luego nos contó que vivía en un pueblo de alta montaña. Ellos dos se lanzaron a muerte y yo, más asustadizo, perdí demasiado tiempo. Ahora me estoy empezando a encontrar bien y no quiero partirme la crisma -pensé-. Al llegar al último kilómetro, que ya era de asfalto, enrabiado por haber cedido tanta distancia intenté darles caza, pero a pesar de que me marqué un 2'56" me quedé a décimas de pillar al chico y a escasos segundos de Dani, que supo amortizar muy bien la ventaja obtenida en el, para mí, maldito corriol. Finalmente Daniel Martínez, mi eterno compañero de fatigas, se impuso con 1h01'33 y el segundo y yo hicimos el mismo tiempo con 1h'01'40.



Pero la valoración que hago es muy positiva porque, por fin, después de mucho tiempo, he tenido buenas sensaciones y lo que es más importante...¡ No me ha dolido nada! Ahora el próximo reto es Cavalls del Vent en unos días, eso sí, de tranquis, 3 etapas de 30 kilometritos, que tengo que ir pillando el tono poco a poco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario