Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

domingo, 14 de noviembre de 2010

1ª ETAPA: LEÓN - HOSPITAL DE ÓRBIGO


“1ª etapa: León-Hospital de Órbigo… ¡34km!”
Martes 5 de octubre 2010

Ayer nos acostamos a las 10 de la noche. El albergue de las Carbajalas cerraba sus puertas muy pronto y ya no había otra cosa que hacer más que irse a dormir. Habilitamos nuestras literas con el saco de dormir y nos pusimos tapones para los oídos, compartir habitación con 60 personas resulta cuanto menos complicado. Al rato de acostarnos se hizo el silencio, aunque inmediatamente hubo algo que lo perturbó… unos tremendos ronquidos que provenían de una cama cercana. No sé si sería un peregrino exhausto o un león famélico, pero aquel sonido traspasaba cualquier barrera que le quisieras poner. Después de dormir poco y mal, a las 6 de la mañana se encendieron las luces y todo el mundo se puso en pie. Yo no he hecho el servicio militar, pero creo que esto debe de ser lo más parecido. Tuvimos un buen desayuno a base de leche,café, pan, mantequilla, mermelada y miel. A las 8 ya estábamos en la calle y tras pasear un poco, situarnos en el camino y hacernos las fotos de rigor empezamos a correr cumpliendo con el horario previsto.
La sensación era estupenda, emocionados por el momento a penas notábamos la mochila de 7 kilos que llevábamos encima cada uno de nosotros. Hacía un poquito de frío, así que la primera media hora fuimos más abrigados, incluso con guantes. En el trayecto que transcurría por dentro de la ciudad de León tuvimos un par de lapsus, ya que el recorrido callejeaba constantemente y había que estar muy atento a las indicaciones, las famosas concha del peregrino. Una vez emprendimos el camino recto ya no hubo problema. Me hizo especial ilusión pasar por la fuente en la que hace un par de semanas me paré a beber agua y viendo pasar a los peregrinos me inspiró a hacer el camino corriendo. Es curioso que algo que en aquel momento se me pasó por la cabeza ahora se haya hecho realidad.
Según iban avanzando los kilómetros fuimos encontrando el ritmo y sintiéndonos mejor. Hubo momentos en que íbamos a 4’40 el km, teniendo en cuenta el peso de la mochila era un ritmo alegre. Al llegar a Villadangos cumplimos el kilómetro 20 e hicimos una parada para comer algo de fruta y reponernos. En ese punto recibimos la visita de mis padres y mi sobrinita, Claudia, que están pasando unos días en la casa que tienen aquí, en un pueblecito cerca de León. Una vez repuestos emprendimos la marcha hacía nuestro destino final en el día de hoy. La verdad es que nos costó arrancar, pero al calentar de nuevo volvimos sentirnos bien. Aunque según se iban acumulando los kilómetros la mochila empezaba a hacer mella y los hombros y las piernas ya se resentían. Raúl pasó un mal momento antes de llegar al km 28, Dani y yo intentamos amenizar el momento contando chistes e imitando a Eduard Punset. Personalmente a mi “el hombre del mazo” me estaba esperando en el km 30, ahí ya empecé a sufrir y a sentirme cansado, supuestamente restaban 2kms para llegar a nuestro objetivo, pero la cosa se alargó y resultaron ser 4. Al final, según nuestro GPS de CompeGPS, TwoNav, recorrimos 34 kms hasta llegar a Hospital de Órbigo.
El albergue parroquial del pueblo resultó ser un oasis para nosotros. Nos recibieron unas chicas muy simpáticas, que además también eran de Barcelona y estaban allí sacrificando sus vacaciones para atender a los peregrinos durante un par de semanas. Todo nos parecía maravilloso, la habitación con “sólo” 3 literas, las duchas individuales, los jardines… todo estupendo. Teníamos el cuerpo dolorido, pero a penas era la 1 del mediodía pasada y teníamos muchas horas para descansar. Comimos tranquilamente y lavamos la ropa, luego una siestecita y a pasar la tarde plácidamente en espera de la etapa de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario