Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

domingo, 17 de julio de 2011

V MITJA MARATÓ PER RELLEUS MATARÓ




V MITJA MARATÓ PER RELLEUS MATARÓ.



Tras 3 semanas entrenando con cierta regularidad y después de 3 meses lesionado, volví a la competición. Y como no quise hacerlo solo, los Canet Racers decidimos correr una divertida carrera por relevos en el Parc Central de Mataró. Se trataba de completar los 21 kilómetros y 97 metros, de que consta una media maratón, en 3 relevos. La carrera se desarrollaba íntegramente dentro del recinto del parque, siendo necesario realizar 18 vueltas, a 6 vueltas por componente del equipo.

Eran las 7 de la tarde de un caluroso y ventoso sábado, 144 equipos se disponían a tomar la salida. Nuestro primer relevista era el peculiar Anuar Marouan, al que llamamos Gebre por su parecido físico al gran Haile Gebreselassie. A penas hace 3 meses que ha empezado a entrenar, pero su talento natural y tenacidad hacen de él un gran runner. Como aún no es muy experto ni domina en exceso el tema de los ritmos, le dimos una única consigna que siguió al pie de la letra: “tu vete detrás del primero, pero no lo adelantes”. Y así lo hizo. Incluso en las 2 últimas vueltas se escapó ligeramente , aunque al final, el representante del C.A Canovelles le tomó la delantera en la meta. Ahí perdimos unos 10 segundos en hacer el primer relevo, el procedimiento no lo teníamos muy claro, se trataba de traspasarse el chip, Dani era el siguiente relevo y debía ajustárselo con un velcro al tobillo. Gebre llegó fundido y Dani se tuvo que agachar a quitárselo para ponérselo él, faltó cierta coordinación. Mientras, el segundo relevo del C.A Canovelles tomó unos segundos muy valiosos de ventaja.


Pero Dani es un diesel y no se asustó. Puso la reductora y poco a poco fue recortándole metros al primer clasificado. Así pues, vuelta a vuelta le fue dando caza. En su quinta vuelta ya lo tenía a tiro y la sexta de su relevo llegó a adelantarle y a sacarle unos segundos. Pero si en el primer cambio de chip perdimos tiempo, en el segundo fue aún peor. El tercer relevo era el mio. Dani también llegó exhausto a meta, se quitó el chip y al dármelo este se nos escurrió de las manos y se nos cayó... me agaché a cogerlo, pero con los nervios y las prisas no sabía cómo ponérmelo, quise hacerlo rápido y a penas me apreté el velcro, por lo que decidí desatármelo de nuevo y volverlo a atar... en total habían transcurrido 20 segundos hasta que me puse en pie y empecé a correr. El tercer componente del Canovelles ya nos había adelantado y salí en segunda posición de nuevo. Fui a atraparlo tan rápido como pude, pero mi rival era un chico joven y muy fuertote, así que al llegar la subida arreó un cambió brusco que me dejó en el sitio. Noté mi falta de forma, ya que el pequeño sprint que hice para atraparlo ya me estaba pasando factura. No tuve más remedio que relajarme un poco, intentar respirar y esperar a que mi rival perdiera un poco de fuelle para intentar darle caza. Al iniciar la segunda vuelta iba con unos 50 metros de desventaja, pero vi que la distancia ya no aumentaba. Así pues inicié mi pequeña remontada. En la tercera vuelta ya lo tenía a menos de 20 metros y al empezar la cuarta ya lo había pillado.


Parecía que mi plan había funcionado, ahora faltaba darle un cambio de ritmo y dejarlo tirado. Pero, amigo, un mes de entreno no me daba para más y ese cambio que debía dar no apareció. Mi joven y activo rival aprovechó una vez más la subida para intentar deshacerse de mi... al ver que su reprís surgía efecto él se creció y yo me hundí. Empecé a perder metros de nuevo y esta vez iba a ser imposible volver a pillarlo, me había quedado sin fuerzas. Mi última vuelta fue un suplicio, aunque intenté mantener el ritmo mientras iba inmerso en un mar de doblados. Pero la carrera aún no había terminado y quedaba una postrera sorpresa. En la última curva, cuando a penas restaban 100 metros para llegar, me adelantó alguien que pasó como un rayo. Tuve unos segundos de incertidumbre: “¿quién es? ¿es un doblado?”. No reaccioné... al instante me di cuenta que raramente un doblado iba a ir a esa velocidad si aún le quedaba una vuelta... cuando me quise dar cuenta y ante mi sorpresa vi que alzaba los brazos en señal de alegría... “ ¡Oh no! ¡era el tercero!”. Me acababan de robar la cartera ya sin tiempo para reaccionar. Nuestro tiempo final fue de 1h 12'17, los componentes del Canet Race prácticamente calcamos el tiempo de nuestros parciales, los 3 hicimos 24 pelados en nuestros respectivos relevos.


Reconozco que, al cruzar la meta, sentí un poco de frustración; por no haber practicado con el cambio de chip( nuestros rivales casi no perdieron tiempo y nosotros medio minuto entre los dos relevos). También por no haber sido capaz de cambiar de ritmo cuando tuve al alcance el primer puesto (aunque eso es una cuestión de entreno, no había más gasolina) y sobretodo por estar tan centrado en pillar al primero y haber descuidado la posibilidad de que mi perseguidor también pudiera darme caza a mi. Cabe decir que éste hizo una última vuelta espectacular y que se mereció completamente arrebatarme el segundo puesto. Pero, en fin, esa es la salsa de este deporte. Ante todo la diversión y un poquito de competitividad para darle vidilla al asunto. Sinceramente, nos lo pasamos muy bien, y sí, quizá podríamos haberlo hecho mejor, pero lo bueno es que esto sigue. El Lunes volveremos a quedar para rodar, comentaremos la jugada, aprenderemos de nuestros errores, nos reiremos y empezaremos a pensar en la próxima carrera. Para mí, lo más importante, es que no me acordé de mi fascitis (ni ella de mi) y de que al fin puedo volver a disfrutar corriendo.



Gebre, haciendo el primer relevo



Dani preparado para el segundo relevo



1er cambio de chip



Un servidor en el tercer relevo



Atravesando la meta mientras el C.A Canovelles celebra el triunfo



Recién acabada la carrera



Canet Race en el podium, terceros de la general.



Dani, Ricky y Gebre

5 comentarios:

  1. Por ser la primera vez que la hacíais y sin haber practicado antes los cambios de chip, lo habéis hecho muy bien, seguro que en la próxima lo hacéis mejor.

    ResponderEliminar
  2. Enorabuena por ese tercer lugar con una marca (1h12) mas ke aceptable... E de decir ke e disfrutado mucho con tu narracion de la carrera. Eres todo un escritor... nuevamente enorabuena a todo el ekipo Canet Racers!!!

    ResponderEliminar
  3. Hi havia 2 equips més de Canet, fruït de la Canet Race que organitzeu de conya uns quants ens vam animar a córrer. Moltes felicitats i cert, el canvi de xip et feia perdre molts segons si no estaves al cas !

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena!!! Me ha gustado mucho cómo has descrito todo! El túnel ya queda atrás, no?.

    ResponderEliminar