Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

domingo, 2 de octubre de 2011

¿CORRER DESCALZO? YO CREO QUE PASO.



¿CORRER DESCALZO? YO CREO QUE PASO.

Hace poco hice una referencia explícita al libro “Born to run”, donde hablaba de la forma de vida y la cultura relacionada con el correr de los Tarahumaras. La verdad es que vale la pena leerlo ya que trata sobre muchos temas interesantes, destaca los valores del correr y su verdadero significado, incluso habla de que el hombre, tal y como lo conocemos hoy, sobrevivió y evolucionó hace miles de años gracias a su capacidad para recorrer largas distancias. Sin embargo, camuflado entre todas estas apasionantes historias, el autor introduce una reivindicación que ha provocado una auténtica revolución en USA y que se está extendiendo peligrosamente por el resto del mundo, digamos, desarrollado. Según nos da a entender McDougall en su obra:”las zapatillas para correr probablemente son la fuerza más destructiva que ha tenido que sufrir nunca el pie”. Realmente el libro es tan bueno que se ha convertido en la biblia de algunos corredores y afirmaciones como esa provoca que muchos se lo tomen al PIE de la letra, quizá demasiado, y nunca mejor dicho. Respeto su pasión por correr descalzos, pero no la comparto del todo.

Esta corriente denominada “barefoot running” o “correr descalzo” tiene como argumentos algunos estudios científicos, que tampoco es que sean muy determinantes. Se realizaron una serie de pruebas en una cinta (que no es lo mismo que correr por la calle o por caminos pedregosos) con un grupo de corredores descalzos y calzados, aunque por lo visto, utilizando el mismo modelo de zapatillas para todos los sujetos del experimento, lo cual le resta credibilidad, ya que es evidente que cada persona necesita un tipo distinto de calzado según su pisada y las características de su pie. A pesar de todo, estos resultados han sido suficientes para que esta nueva moda se haya expandido entre algunos intrépidos corredores. Y más si lo complementan con una inteligente campaña mediática contra las marcas comerciales que se dedican a la fabricación de zapatillas. En fin, que ahora resulta que nos llevan tiempo engañando y que nos lesionamos porque vamos calzados con las últimas tecnologías y que, por el contrario, correr descalzos es la panacea. Y yo creo que ni una cosa ni la otra.

Este movimiento minimalista fundamenta su teoría en, según ellos, “3 verdades dolorosas” que recoge el libro de McDougall en el capítulo 25:

Nº1<”Las mejores zapatillas de running son las peores”: Según parece hay una serie de estudios que demuestran que los que se gastan más dinero en tecnología a la hora de elegir unas zapatillas para correr se lesionan más que los que gastan lo mínimo en zapatillas, sin ningún tipo de refuerzo o protección. Vamos a ver, esto es muy relativo, y creo que el problema no es tanto el exceso de tecnología, sino el saber elegir unas zapatillas adecuadas a nuestras necesidades. No todas las zapatillas son válidas para nuestros pies, sean de la marca que sean. Hay que ver cuánto pesamos, cuantos kilómetros vamos a realizar diariamente con ellas y a qué velocidad, el tipo de pisada que tenemos... muchas veces la gente se compra las zapatillas porque son las más “guays” o porque las tiene el vecino o porque son la última moda o, simplemente, porque son de una determinada marca. Pero afirmar que la tecnología te lesiona… ¡Venga hombre! ahora va a resultar que si me pongo a hacer series con unas bailarinas, va a ser mejor que hacerlas con unas zapatillas de running adecuadas a mi pisada. De hecho, mi fascitis fue causada por correr con unas voladoras con una suela de perfil muy bajo y con muy poca estabilidad. Actualmente entreno con unas Asics Kayano 17 y no tengo ni una molestia.

Nº2<”A los pies les va la marcha”: En esta “verdad” se afirma, que basándose en sus famosos estudios, resulta que son mejores las zapatillas viejas y ultragastadas que unas nuevas. Según dicen, a medida que se gastan y la protección se reduce, los corredores ganan más control sobre sus pies. Pero, ¿qué me estás contando? Y aquí nuevamente respondo con mi experiencia, es cierto que cuando unas zapatillas se amoldan a tu pie es cuando mejor van, pero de ahí a decir que contra más gastadas mejores son. ¡¡Evidentemente que no!! unas zapatillas viejas son extremadamente peligrosas para nuestros pies, básicamente porque precisamente están gastadas en aquellas zonas donde realmente necesitamos más refuerzo. Eso sin contar que la zapatilla cuando lleva mucho uso ha perdido muchas de sus cualidades y que, por tanto, nos exponemos a una probable lesión o sobrecarga innecesaria. Esto es como decir que un coche circula mejor con las ruedas gastadas y pinchadas. ¡Por favor!


Nº3” Los seres humanos están hechos para correr sin zapatillas” Bueno, esta es la única afirmación que considero medio-verdad. Es cierto que el hombre está hecho para correr y caminar descalzo, ya que es así como precisamente viene al mundo y así es cómo iba en sus orígenes. Pero también es cierto que nacemos sin ropa y que luego nos tenemos que vestir para no morirnos de frio. No niego que cuando corremos descalzos podamos incluso mejorar nuestra técnica, hacemos un mejor apoyo, más natural. Por lo que puede ser, incluso, un complemento para el entreno, después de acabar de correr (calzado, obviamente) durante 10 minutos podemos correr descalzos, como sistema de recuperación o para mejorar la técnica de carrera, pero yo nunca lo haría como forma de entreno o intento de mejora del rendimiento. Desgraciadamente el hombre moderno ya no está preparado para vivir sin proteger sus pies, se acabaría haciendo daño. Además de que correr siempre descalzo puede evitar un tipo de lesiones, pero provoca otras nuevas. Está claro que hemos involucionado en ese aspecto. Y sí, hay tribus y ciertas comunidades de seres humanos que aún conservan esa capacidad de desplazarse con los pies desnudos, pero nosotros aquí, en nuestra civilización, hace años que dejamos de hacerlo y ahora ya no estamos preparados para ello. Es verdad que Abebe Bikila, santo patrón de los actuales “pies descalzos”, ganó el maratón Olímpico de Roma descalzo en 1960, pero también es cierto que lo volvió a ganar en Tokio 1964 y para entonces ya llevaba zapatillas de running. En conclusión, caminar descalzo de vez en cuando está bien, es agradable, pero cuando hablamos de entrenar para obtener una mejora, creo que es mejor ir calzado.

Seamos serios, acusan a las compañías de ropa deportiva de querer beneficiarse creando unas necesidades que realmente no tenemos. Les acusamos de ganar miles de millones a nuestra costa y ahora resulta que, con esta nueva moda, les estamos dando aún más mercado para explotarnos. Porque ahora lo más de lo más son los Five Fingers de Vibram, el calzado minimalista por excelencia, lo más parecido a correr descalzo. Por cierto, la mayoría de los estudios mencionados sobre las ventajas de correr descalzo están patrocinados por Vibram. Ale, a comprar un par que se agotan. Yo quiero unas…pero para caminar por casa.

8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo Ricky. No lo hubiera explicado mejor.
    Parece que ahora hay una Vendetta contra la tecnología que hemos utilizado hasta ahora. Con la misma que vemos en distintas disciplinas superar récords, marcas personales ...
    Desde luego es lo mas objetivo que he leído desde que a salido esta nueva vertiente.
    Saludos y km's!

    Jordi.

    ResponderEliminar
  2. Quizás, como graduado en periodismo deportivo, deberías informarte un poco más antes de hacer esta simplificación que has montado, basándote en otra simplificación de Chris McDougall.

    ResponderEliminar
  3. Estimado anónimo,

    Se trata de una "simple" opinión personal, basada en lo que he leído de McDougall, mi experiencia y los estudios realizados sobre el tema que efectivamente he leido. Si quieres saber más sobre el asunto tienes bastante información para crearte tu propia opinión.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lo que tengo claro es que:
    Yo corriendo descalzo (o minimal) durante mucho tiempo no me he lesionado(haciendo cargas importantes de kilometrajes)
    Y tú llevas mucho tiempo lesionandote con entrenos y zapatillas convencionales.
    A lo mejor deberías probar una temporada la "moda" barefoot...
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. No discuto que te pueda ir bien. Yo llevo más de 20 años corriendo con zapatillas convencionales y sólo he tenido problemas últimamente con una una fascitis por culpa de unas zapatillas sin amortiguación y con muy poca estabilidad. Así que supongo que cada uno es un caso distinto. Yo lo que creo es que correr descalzo, como mucho, debe ser un complemento a entrenar con unas zapatillas adecuadas.

    saludos y a seguir corriendo, sea como sea... :)

    ResponderEliminar
  6. Estaría bien mostrar datos de esos rodajes y su intensidad para poder valorar las bondades del barefoot.
    Quizás sobre tierra pueda ser, pero en asfalto me da a mi que no.

    Salu2-G

    ResponderEliminar
  7. ricky yo hace dos años que corro descalzo, y aunque la adaptacion me costo muchísimo, y después de dos años no corro tan rápido como antes en cuanto a resistencia e conseguido hacer mas kilómetros seguidos descalzo que antes con zapatillas, y el tema de lesiones no e sufrido demasiado,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu Dani, eres un caso a parte jajaja! Pero, sí, hay un largo periodo de adaptación antes de poder correr descalzo a nivel competitivo.

      Eliminar