Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

domingo, 16 de enero de 2011

CANET DE MAR Y "EL CIRCUIT DE LA CREU"




CANET DE MAR Y “EL CIRCUIT DE LA CREU”

Desde hace muchos años Canet de Mar ha sido cuna de muchos atletas en las categorías de promoción. Son incontables la cantidad de medallistas en campeonatos nacionales, sobretodo fondistas y marchadores, que ha dado esta pequeña población del Maresme. Tal es así, que incluso ha superado de largo a otras poblaciones con un mayor número de habitantes y con unas mejores instalaciones deportivas. Algunos pueden achacarlo, embargados quizá por la ignorancia y la envidia, a un sobre-entrenamiento. Siempre es gracioso escuchar a aquellos que no tienen ni idea hacer uso de la famosa frase de: “es que en Canet los queman desde pequeños”. Nada está más lejos de la realidad, y hablo con conocimiento de causa, ya que yo, por ejemplo, con 16 años fui campeón de España de los 3.000m en categoría Cadete entrenando lo justito, 3-4 días a la semana y siempre haciéndolo sin ninguna presión ni exigencia sobrehumana. Pero aquí en Canet hay algo especial, a parte de la mentalidad ganadora, contamos con una serie de elementos naturales en nuestro entorno a los cuales ha sabido siempre sacar el máximo rendimiento nuestro eterno míster, Antonio Hernández Luna. Él, con su sistema de entrenamiento adaptado a este medio natural, ha conseguido hacer mejorar sin excepción a todo aquél que se ha puesto bajo su dirección. Personalmente debo confesar que yo he aprendido mucho de él en estos años y junto con mi experiencia propia y los nuevos conocimientos que he ido adquiriendo me encuentro en disposición de entrenar, asesorar y ayudar a mejorar sus marcas a otros atletas populares mediante planes de entrenamiento personalizados.

Aquí, en Canet, se realiza una combinación perfecta entre los rodajes por arena de playa, por el paseo marítimo, las subidas en la Misericordia, los riales, nuestras series en la pequeña pista de 250 metros de arena batida y por supuesto, la joya de la corona, los entrenos en el circuito de la Cruz. Allí arriba, desde el cerro de Pedracastell, podemos ver el valle de Canet. Se trata de un espacio privilegiado por las vistas panorámicas de la comarca a derecha e izquierda y por la extensión del valle con el mar Mediterráneo al fondo bañando la costa del Maresme. En la cima se levanta la Cruz de Pedracastell, un monumento de piedra que ha vivido la historia local de primera mano. En 1901 se construyó la primera cruz para conmemorar la entrada al nuevo siglo. Posteriormente se derruyó en dos ocasiones. Durante los años 40 se colocó una cruz de madera. Después, durante años, se fueron recaudando fondos. Finalmente se encargó un nuevo proyecto, en este caso al arquitecto Isidre Puig Boada. En el año 1954 se construyó la nueva Cruz, del estilo Gaudí, que es la que todavía perdura hoy y que nos acompaña elevada en el horizonte durante nuestros rodajes por el circuito del bosque.

Se trata de un recorrido de unos 4km en el que se alternan zonas de subida, ligeras bajadas y tramos planos, que en su conjunto provoca unos constantes cambios de ritmo que, sin darnos cuenta, nos va acelerando a cada vuelta. Es un lugar para rodar rápido, aunque no es ni mucho menos fácil, los que lo conocen saben de lo que hablo. Subir a la Cruz sin estar en forma e intentar hacer 3 o 4 vueltas resulta harto difícil. Muchos atletas de élite son los que allí han venido a entrenar alguna vez, algunos han llegado a dar 7 vueltas (28km) preparando la Maratón. El récord de la vuelta, haciendo series, lo comparten José Ríos y Victor Morente con 11’23 (2’50/km). Mi mejor registro data del año 2002 cuando preparando el cross corto realicé 11’31 (2’52/km) bajo una intensa lluvia y sobre un tremendo barrizal. Nunca más volví a intentar correr tan rápido. Aunque allí lo tradicional era hacer 4-5 vueltas por debajo de 3’30 el km. Ahora, aún tras 22 años subiendo habitualmente los domingos a rodar, y a pesar de haber cambiado mi perspectiva respecto al atletismo, me alegro de no haber perdido la bonita tradición de seguir entrenando por estos parajes, aunque ahora corra un poquito más despacio.

6 comentarios:

  1. Ricard,yo llevo 35 años haciendo camping en CAMPING "EL CARRO"para mi canet es mi segunda casa ,alli me he criado,crecido,casado y ahora tengo los crios,desde siempre,desde que eramos pequeños era famoso el valiente que subia hasta la cruz sin bajarse de la bici,la subidita se las tiene,ahora que hace 2 años que corro aparte de hacer mis rodajes por la playa,hago d evez en cuando una subidita a la cruz que para los que no estamos acostumbrados se hace dura

    ResponderEliminar
  2. Mira que me hace ilusión ir por ahí, pero eso sí, a mí no me pones a 3.30...jaja. Ahora me voy al google earth a enterarme cómo llegar y a la que pueda me voy a probar...

    ResponderEliminar
  3. Rafa, yo te acompaño un día... hay que bautizarte!!! Edu, está claro que la Cruz es para valientes... jejeje!

    ResponderEliminar
  4. Supongo que este domingo a mí me tocarán siete vueltas. ¡¡Qué gran lugar para entrenar!!

    ResponderEliminar
  5. Yo he entrenado en ese circuito y es de lo mejor que se puede encontrar en Cataluña, me lo enseñó David Pujolar, por cierto sabes algo de el.

    ResponderEliminar
  6. Pues no paso yo veces por ahí..... pero en moto y coche claro !! jejeje

    Un día de estos tengo que hacerlo corriendo.

    ResponderEliminar