Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

domingo, 27 de febrero de 2011

FIEBRE DE LOS 10KM DE SANT BOI




FIEBRE DE LOS 10KM DE SANT BOI

Hoy ha sido un día para olvidar, o quizá para recordar que es lo que no se debe hacer. Pero vayamos por partes, hace ya unas semanas en las que no acabo de tener buenas sensaciones, me cuesta entrenar y no noto ninguna mejora. Hasta ahí es normal, puesto que entiendo que son ciclos que toca pasar antes de encontrar el punto óptimo de forma y también mental de la temporada. Por eso tampoco me preocupo demasiado, hay que superar esta etapa y no perder demasiados entrenos. Normalmente el revulsivo que hace que cambie esta dinámica de apatía suele ser una competición. Siempre he creído que competir te da ese plus que tan sólo entrenando es difícil de conseguir.

Así pues, me decidí a correr los 10km de Sant Boi. Es un circuito bastante duro, sobre todo en su tramo final, pero pensé que me vendría bien para reactivarme competitivamente. Esta semana ya intenté probarme en un par de entrenos, lo que era señal de que mi subconsciente ya empezaba a reaccionar de cara a afrontar el reto del domingo. Aún no acababa de encontrarme bien físicamente pero ya me notaba en disposición de competir. El jueves por la noche empecé a tener una tos seca a la que no le di demasiada importancia, quizá he cogido un poco de frío, pensé. El viernes me encontré raro, a disgusto, y el sábado la cosa se puso fea. Estuve todo el día mareado, con dolor de cabeza y estornudando constantemente. Pasé muy mala noche, en la que apenas pude dormir, y al levantarme me sentía muy aturdido, con dolor de espalda y sin demasiada fuerza. Lo curioso del caso es que en ningún momento me planteé la posibilidad de no correr. Me había mentalizado a que iría a Sant Boi y para allí me fui. No tardé ni 200 metros en darme cuenta que había sido un error tomar la salida. A pesar de todo, me enganché tímidamente con el grupo de cabeza pasando el primer km en 3'15. En el segundo se escaparon 3 atletas y decidí ir a por ellos, realizando ese km en 3'10. Las cosas no iban bien, todo parecía moverse más de lo normal, me zumbaban los oídos, me ardía el estómago y no era capaz de quitarme la sensación de asfixia y los pinchazos musculares que tuve desde el momento en que se dio el pistoletazo de salida. Creí que si aflojaba un poco quizá me iba a recuperar, hice dos km a 3'20 dejando ir al terceto que marcaba el ritmo y viéndome superado por otros 2 corredores. No sirvió de nada, el siguiente kilómetro a 3'43 fue definitivo, me hundí y mentalmente me retiré. Digo mentalmente porque físicamente no podía retirarme, ya que estaba en medio de Sant Boi y la vuelta constaba de 10km, así que no tuve otra que completar el recorrido hasta la meta. En ese punto me atrapó un Canet Racer, mi compañero de entrenos Jordi Gálvez. Intenté engancharme a él como si estuviéramos entrenando, en ese parcial marqué 3'13, pero ahí se acabó todo y tuve que dejarle ir. La cabeza me ardía e iba completamente grogui, por lo que a penas reaccioné a ningún estímulo más. Los km finales, de subida, pesaban como losas y empecé a marcar registros de 3'48, 3'54, 3'43 y 3'36. Obviamente me adelantaron varios rivales más, pero ya no me importó. Entré en meta con más de 35 minutos, consciente de que había sufrido de una forma completamente absurda e innecesaria.

No hace falta ser un genio para concluir que no debería haber corrido, pero siempre te queda esa esperanza de que cuando arranque la competición van a desaparecer todos los males. No fue así. Al menos a mis compañeros de equipo les fue bien, Jordi obtuvo un meritorio 6º puesto, Renato hizo su mejor marca de la temporada y Eva cumplió en su debut como runner. Yo vine a buscar un punto de inflexión para iniciar un ascenso en mis entrenos y competiciones. Y aunque no es la mejor forma de hacerlo, ciertamente me ha hecho reaccionar, ya estoy deseando recuperarme de este molesto resfriado y reiniciar mis entrenos para resarcirme de esta mala experiencia en la próxima carrera.




3 comentarios:

  1. Parece que sólo es un resfriado, no..? Entonces no le des más vueltas y acaba de recuperarte con toda tranquilidad... Una vez resuelto el tema vas a ir a por todas... Seguro...!!

    ResponderEliminar
  2. Un diezmil en 35 no deja de ser un diezmil en 35. Que no es ningún paseo, mal no te habrá venido, seguro. Y Felicidades a Jordi, vaya fiera!!! Los de CAnet habéis estado fenomenal!! Ahora a por la próxima, que con el buen tiempo seguro que recuperas esas ganas!!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que es gripe, pocas horas después de haber corrido estaba fatal, pero bueno, toca recuperarse y a correr de nuevo!!! :)

    ResponderEliminar