Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

lunes, 16 de enero de 2012

EL DÍA DE LA MARMOTA EN VIC. CAMPIONAT DE CATALUNYA DE CROSS VETERANS.


EL DÍA DE LA MARMOTA EN VIC. CAMPIONAT DE CATALUNYA DE CROSS VETERANS.

Es lunes, y cuando aún no ha amanecido ya estoy caminando hacía la estación de tren, a ratos las piernas se me van y corro un poco, quizá porque voy justo de tiempo, quizá porque hace frío o seguramente porque lo llevo haciendo toda la vida. Desde que tengo uso de razón siempre que he podido,o ha sido conveniente, he ido corriendo a todas partes. Los años pasan, pero a veces hay cosas que no cambian. Y es que ayer, domingo, me di cuenta al presentarme en Vic en el campeonato de Catalunya de cross individual y por equipos para mayores de 35.

Aprovechando la hora de tren que tengo hasta la oficina, voy a intentar narrar esta curiosa sensación parecida al "día de la marmota". Y es que a pesar de que la vida está compuesta por ciclos, la verdad es que tiene ciertos parámetros que se repiten con insistencia. Cuando era cadete e iba correr un cross, había 300 ó 400 chavales más acompañándome en la línea de salida; ahora es triste ver como a penas llegan a 50 ó 100, si hay suerte. Sin embargo, se ha producido un hecho curioso, aunque en cierta manera lógico; ¿dónde están aquellos niños que hace un par de décadas abarrotaban cada domingo las carreras? Pues fácil, ahora son todos veteranos. Y es que en los últimos años ha habido un crecimiento espectacular en el atletismo de los mayores, tanto a nivel de volumen como de calidad. Y se ha producido en diferentes especialidades, en la ruta se ha notado muchísimo, el crecimiento es innegable y sólo hace falta ver la edad de los participantes y la de los primeros clasificados, prácticamente todos por encima de los 30-35 años. Pero es que en las demás especialidades este fenómeno también está patente, ya sea en la pista o en el cross, la afluencia de los "veteranos de guerra"es espectacular.

3 grados bajo cero indicaba el termómetro en Vic, pero el ambiente no era, ni mucho menos, frío. Antiguos rivales y compañeros nos encontrábamos de nuevo allí calentando previo a la carrera. Por un momento uno podía llegar a creer que el tiempo realmente no había pasado. A mi me hizo especial ilusión reencontrarme de nuevo en una carrera con mi viejo amigo Victor Morente; cuantas batallitas hemos compartido, cuantos entrenos, alegrías y decepciones. Afortunadamente hoy se ha podido escribir un episodio más y, de nuevo, hemos vuelto a competir juntos. Hay que decir que Victor se mantiene muy bien y que ha entrado tercero de la general, sigue siendo un crack. Yo, como siempre en el cross y el frío, he hecho lo que he podido y he entrado el 15 de la general colaborando para que mi equipo, el Laietania, ocupara la 4 posición por clubs. Danielem, compañero de fatigas, hoy se ha encontrado un poco desubicado en el cross; esta es su segunda experiencia en el campo a través y eso de dar vueltas en un recinto cerrado no le ha acabado de convencer.

Cabe decir que el circuito tenía muchas curvas y que el terreno por el que discurría la carrera era todo de hierba, a lo que si sumamos el rocío y la escarcha, nos podemos hacer una idea de lo que podía patinar aquello. Yo me presenté con un calzado inadecuado y lo pasé un poco mal, pero, como he dicho antes, hay cosas que no cambian.


Con Danielem antes de salir
Corriendo
Mi cara al acabar
Con mi amigo Victor Morente
Con Danielem y Víctor

No hay comentarios:

Publicar un comentario