Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

martes, 15 de mayo de 2012

LA ESENCIA DE LA LIGA DE CLUBS



El atletismo de por sí siempre se ha considerado un deporte de carácter individual. Uno siempre es el máximo responsable de sus resultados, sus victorias y sus derrotas. Sin embargo, existe un recoveco en el mar de competiciones donde, por un día, entras a formar parte de un equipo. Y es entonces cuando la suma del esfuerzo de todos es lo que da un resultado final. Esa es la esencia de una liga de clubs. Y sinceramente, es algo con lo que, si te implicas, puedes disfrutar bastante.

Cuando, hace ya casi una década, militaba en el F.C.Barcelona intentaba darlo todo en la División de Honor de la Liga Nacional de Clubs en la que participábamos. A pesar de que las jornadas solían caer en medio de mi preparación específica de la temporada, siempre tenía un hueco para intentar aportar mi granito de arena. Lo vivía bastante, hasta el punto que estaba pendiente del resto de las pruebas de mis compañeros e iba sumando de cabeza sus respectivas puntuaciones para saber cómo íbamos clasificados en todo momento. Al ser fondista casi siempre mi prueba era de las últimas, así que salía a por todas para intentar conseguir el máximo de puntos. Con esa motivación llegué a ganar hasta 7 jornadas consecutivas de División de Honor, enfrentándome a rivales nada desdeñables. Es una gesta que recuerdo con cariño, ya que lo pasaba muy bien.

Este fin de semana tuve la oportunidad de volver a vivir un ambiente de liga de clubs. Se trataba de la final de la Lliga Catalana que se disputaba en Manresa. Al haber fichado este año nuevamente con el Laietània me ha tocado tomar parte en la carrera de los 5mil metros. A 2 por equipo en cada prueba, los 8 mejores clubs de Catalunya (exceptuando los que participan en la División de Honor) toman parte en esta particular competición, donde el equipo ganador es el que consiga sumar más puntos, claro está. De 16 corredores en cada una de las distancias olímpicas que se disputan en la pista, se obtienen los puntos de forma que, el primero obtiene 16 puntos, el segundo 15 y así respectivamente. Antes de que me tocara salir a escena el Laietània ya iba en cabeza, así que a mi compañero Marc Roig y a mi nos interesaba conseguir el máximo de puntos posibles para mantenernos en la primera posición. Marc obtuvo la victoria y yo, mucho más limitado que antaño, obviamente, conseguí dominar al segundo grupo y entrar en 5ª posición. En definitiva, pude sumar 12 puntos más, que añadidos a los 16 de Marc, supusieron 28 puntitos que al equipo le sirvieron para afianzar la victoria. El C.A Laietània conseguía así proclamarse campeón de Catalunya por segundo año consecutivo y por tercera vez en su historia. Quizá esta vez no haya podido ayudar mucho, pero es bonito formar parte de una victoria colectiva que al final disfrutamos todos como un objetivo común. Al fin y al cabo de eso trata la liga de clubs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario