Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

sábado, 23 de agosto de 2014

LA SANT BONÓS 2014, TODA UNA TRADICIÓN.

                

Siguiendo con mi puesta a punto, hoy me tocaba correr ya un clásico como la Sant Bonós de Blanes, en la que es ya su 32 edición. Ahí es nada. Una carrera multitudinaria, con más de 5mil participantes, donde si bien es cierto, gran número de ellos la hacen caminando. Aunque ojo, que también son cada vez más los que la hacen corriendo.  Y donde la verdad es que cada vez está más caro optar a ganar. Tiene un gran nivel y este año especialmente se ha corrido muy, muy rápido.



A nivel personal esta era mi séptima participación consecutiva. De hecho, se ha convertido en una tradición para los Canet Racers, donde cada año tenemos aunque sea una pequeña representación. Es como la presentación oficial del equipo, el inicio de temporada, haciendo un símil futbolístico es como nuestro particular "Gamper". Así pues, este año estaba en la línea de salida acompañado de Dani y Jordi. 


                                 
    
Como ya es habitual, se dio la salida a la marabunta a las 22:30 horas, hoy sin el calor de otros años. Este verano está siendo realmente raro, y pocos días de playa estamos disfrutando. Incluso, después de los 20 minutos de rigor esperando a salir, nos quedamos todos bastante fríos. Pero nada que no cure una puesta en escena a buen ritmo. José Luís Blanco parece que le ha encontrado el gustillo a venir a lucirse a esta carrera/caminata y nuevamente ha sido de la partida. Supongo que viendo el percal  que había no ha dudado en imprimir un fuerte ritmo desde el principio. Buba Sabaly, Jonathan Romeo y yo mismo le íbamos a la zaga en los primeros compases. Blanco nos tomó una ligera ventaja. Pero al llegar a la primera de las subidas, Buba lanzó un ataque salvaje y se fue en su busca hasta adelantarlo. Jonathan también aceleró y yo me quedé un poco más atrás. La disputa por el primer puesto fue una lucha sin cuartel, Buba atacó fuerte, demasiado, y al final lo pagó quedando relegado al tercer puesto al ser superado nuevamente por Blanco y Romeo en la segunda subida, la más larga y mortífera. En la bajada que nos llevaba a la meta ya estaba todo decidido. Yo definitivamente me veía fuera del pódium e intenté no aflojar demasiado para intentar hacer un buen registro. Los 6 años anteriores había hecho una marca de 27 minutos y pico y quería mantener la media e incluso intentar rebajarla. Finalmente acabé estos duros 8km en unos 27'16, en cuarta posición. Dani fué 6º y Jordi, con sólo 2 semanas de entreno, acabó el 17.

Por un lado estoy contento por haber mantenido un buen nivel, por otro soy consciente de que poco más podía hacer en cuanto al puesto y que ciertamente cada vez me costará más ganar a dos chavales jóvenes y en plena forma como Buba o Romeo. Aunque sea duro uno debe aceptar la edad que tiene y que estos relevos generacionales son ley de vida. Yo ya hace unos cuantos años que juego en otra liga, la de los populares. Aunque sí es cierto que uno no puede evitar recordar con cierta nostalgia los momentos de máximo esplendor. En fin, me alegro por esos chavales y por muchos otros que irán apareciendo y que poco a poco nos irán relegando a puestos cada vez más lejos del pódium..... ¡Joder, que ya hablo como si fuera un anciano! Bueno, bueno, yo a lo mío que ahora empiezo a encontrarme otra vez bien y seguro que aún daré un poquito más de guerra. La próxima la Cocollona de Girona, a intentar subir un puntito más la forma y a ponérselo difícil a los más jóvenes.


                                  
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario