Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

miércoles, 13 de mayo de 2015

2ª etapa Camino Portugués: Vilarinho - Barcelinhos. 27km más con mucha humedad



Hoy he dormido como un tronco. Ayer noche me puse los tapones para los oídos y el antifaz, me acurruqué en la cama y ya no recuerdo nada más. Eran ya las 8:15 cuando Danielem me ha zarandeado para que me despertara -Eh, levanta, que ya se ha ido todo el mundo- me iba diciendo. En el albergue habíamos dormido acompañados de otros 5 peregrinos, todos hacía un buen rato que habían partido. Nosotros no, nosotros nos lo tomamos con calma. preparamos bien la mochila y fuimos a desayunar. Es la ventaja de ser un Corregrino, siempre salimos los últimos, pero luego llegamos los primeros.

A las 9:30 pasadas empezamos a correr. Las piernas estaban en perfecto estado, pero los hombros...¡ buf qué dolor! La mochila es el handicap más importante que tenemos, nos lastra mucho y , a pesar de que no paramos de correr ni un momento, nos merma mucho el ritmo y nos castiga bastante los hombros y la espalda. La etapa de hoy era bastante parecida a la de ayer, durante mucho rato se circula por carreteras y sobretodo por los adoquinados pueblos que vamos atravesando. Aunque algún tramo de camino forestal que atravesaba los campos sí que hemos tenido. No hacía tanto sol, pero sí una tremenda humedad. Dani hoy iba muy alegre, se le iban las piernas, decía. Por mi parte, sobretodo en el primer tramo, he intentado controlar esa euforia. Ya se sabe que esto es muy largo y los kilómetros se van acumulando y hay que evitar sobrecargas y lesiones.

Los primeros 20 kilómetros han pasado rápido, en menos de 2h ya los teníamos hechos. Pero, yo no sé si es la sensación de que ya te falta poco y quieres llegar o qué, que en esos últimos compases es cuando peor me he encontrado.  Dani aún me decía de hacer unos pequeños cambios de ritmo "para no quedarnos lentos". Le he dicho que mejor no, que ya íbamos bien a un ritmo constante. Y es que en ese punto me he sentido un poco mareado y agobiado, quizá por el exceso de  calor. No hemos parado de beber agua en todo el trayecto. Aunque nada grave, en poco más de 2h30 y tras 27km ya habíamos llegado a Barcelinhos, nuestro destino de hoy.



Una vez allí nos dirigimos al Albergue Amigos Da Montanha. Impresionate, nuevo y totalmente equipado y sólo por 5 euros. Muy grata sorpresa la que nos estamos llevando con los albergues de esta parte del Camino, no sé yo si los españoles estarán a la altura de éstos, la verdad, el listón está muy alto. ¿Y la comida?¿ qué decir de la comida portuguesa? Los menús son de 5-6 euros, pero es que lo que te dan de comer aquí no está escrito. Por ejemplo, hoy hemos ido a comer al Bar del Parque de Bomberos y nos han dado para empezar una sopa con un pedazo trozo de chorizo dentro, eso mientras piensas qué vas a comer.  Luego puedes pedir carne o pescado, pero es que sólo con las guarniciones que lo acompaña ya puede comer una familia entera. Aquí no te hacen elegir, te dan guarnición de arroz para un regimiento de chinos y un plato de patatas fritas para acompañar, ¡ ah! Y en la mayoría de sitios te plantan un huevo frito de regalo. Sales de los restaurantes que no puedes ni caminar y a unos precios de risa.



Así que nada, después de la ducha calentita, que es uno de los placeres más grandes que hay después de la sesión corregrina, lavar la ropa y de habernos puesto hasta arriba de comer, sólo queda disfrutar del resto de la jornada de una manera totalmente relajada y tranquila. Pasear por el centro de Barcelos a ritmo muy leeeento, dando pasitos cortos, con las manos en los bolsillos, mirándolo todo, cada detalle y disfrutando de cada metro y cada segundo de esta experiencia.









2a etapa: Vilarinho a Barcelinhos, 27 km  en 2h 31






No hay comentarios:

Publicar un comentario