Datos personales

Mi foto
-Tech Rep en Saucony -Redactor jefe en Running.es

Translate

miércoles, 20 de mayo de 2015

9ª etapa Camino Portugués: Caldes de Reis - Padrón. Por fin un poquito de lluvia.


                                               

   
Hoy hemos batido un nuevo récord... ¡el de levantarnos más tarde! Cuando he abierto los ojos eran ya las 9:00 y ya estábamos solos en la habitación. Está claro que ésta es otra de las ventajas de un albergue privado, que nadie nos toca diana. Y es que ayer acabamos de cenar a las 11 de la noche y nos acostamos tarde. Es por eso que este Camino ha adquirido ya la categoría de VIP, sin duda. No nos duele nada, dormimos bien y comemos mejor. Lo estamos petando.




                                            
    

Entre pitos y flautas hemos comenzado a correr pasadas las 10, tras un buen desayuno, claro está. Hacía frío y al arrancar notábamos los músculos un tanto entumecidos. Se empieza a notar ya la fatiga. De hecho, Danielem, nada más iniciar la marcha, ha notado un pinchazo en el talón de Aquiles que afortunadamente se le ha pasado tras calentar un poco. En el kilómetro 3 ya habíamos puesto el piloto automático e íbamos tirando millas sin problemas. Los caminos eran bonitos, atravesábamos frondosos bosques de helechos verdes. El cielo gris ya anunciaba lo que un rato más tarde sería la primera lluvia desde que salimos de Oporto. Un Camino de Santiago no está completo si no llueve. Nos sentó de maravilla, fue el rato que más rápido y ligeros íbamos. Y así fueron pasando los kilómetros, adelantando y saludando a un cada vez mayor número de Peregrinos. Los carteles ya anuncian menos de 30km a Santiago, estamos en la recta final y eso se nota mucho.

Llegamos a Padrón a la hora prevista. Directos al Albergue Flavia, en la línea de los anteriores privados, a un precio de 10 euros y buen servicio. Para nosotros es importante también el tema de las sábanas incluidas, ya que vamos sin saco de dormir y en los municipales no suelen haber. Ducha caliente, lavar ropa y a comer al Restaurante Ruta Jacobeo, que Dani buscó como nº 1 en TripAdvisor. En el menú de 8'5€ se incluían los primeros pimientos de la temporada, aunque aún no pican. Por curiosidad le pregunté a la chica que nos atendió  por el origen de los famosos pimientos. Nos explicó que los exportaron unos misioneros franciscanos desde México hará más de 500 años, aquí, en el convento de Herbón, experimentaron con los cultivos hasta dar con los que hoy conocemos como de Padrón. Aunque nos dijo que la denominación de origen es "Pimientos de Herbón", la razón es que cuando se fue a legalizar dicha denominación, un catalán avispado ya había registrado muchos años atrás el nombre de "Pimientos de Padrón".


                                   
      

Al acabar, como parece que vamos sobrados de energías, fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Buscando una famosa piedra en la que al parecer el buen Santiago amarró su barca siglos atrás, nos encontramos entonces con un simpático hombre llamado Pepe que nos invitó a entrar a su bar y que nos contó que antiguamente Padrón era mar y de ahí lo de la barca y la dichosa piedra. Ya decía yo, porque no me cuadraba que el pobre Apóstol tuviera que cargar también con una barca a la espalda. Curiosidades del Camino, el hombre nos explicó que tenía una hija viviendo en Barcelona y que su novio era un ex-corredor profesional... un tal ¡Reyes Estévez! que si lo conocía, me preguntó... bueno, alucinó cuando le conté que había compartido con él carrera profesional y muchas vivencias en el CAR de Sant Cugat años atrás. Así que nos hicimos una foto y nos tomamos un chupito a su salud.


                                 

No hay día en que no aprendamos algo o conozcamos a alguien especial. Estamos sólo a 23km de la Plaza del Obradoiro, pero lo que dejamos atrás es mucho más que simplemente unos cuantos kilómetros.


                                   
                                   
                                   

Etapa 9: Caldas de Reis a Padrón. 19km en 1h50











No hay comentarios:

Publicar un comentario